La verdad de una pequeña vida

Escribo con un sentimiento de pena.
Un ser humano debe ser respetado al igual que “la vida de una persona” desde el momento
de su concepción.
Nunca, en ningún caso, una madre no mata a su hijo.
Y el hecho más lamentable es que la madre no sabe que su hijo está muriendo penosamente dentro de su vientre.
Ese bebé no es una simple pertenencia de la madre.
El bebé dentro del vientre es “una vida” valiosa que debe ser reconocida y respetada al igual que la de todos nosotros desde el momento de su concepción.
Esperamos que usted conozca la verdad sobre la penosa muerte de una pequeña vida por medio del aborto a través del www.openlife.info y sepa amar a esta pequeña vida.
Muchas gracias

Educación sexual